Por favor ingresa o regístrate. Lunes 17 de Junio de 2019, 04:01:17

Autor Tema: Zinemaldia '62  (Leído 7296 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado El Nota

Re:Zinemaldia '62
« Respuesta #75 en: Lunes 15 de Septiembre de 2014, 11:57:21 »
Me hubiese gustado mucho colar en mis visionados Mommy y Pasolini, lástima que cuando llego ya habrán expirado sus pases.

Tengo cuatro entradas para ver La princesa Kaguya. Si a alguien le interesa ir a verla el día 27 a las 16.00h. se las venderé con mucho gusto (por el mismo precio que valen las entradas, claro, yo sólo quiero recuperar el dinero perdido, no lucrarme). Así que si sabéis de alguien que las quiera decídselo y decídmelo :lol

Desconectado El Nota

Re:Zinemaldia '62
« Respuesta #76 en: Sábado 27 de Septiembre de 2014, 20:13:21 »
Estoy hecho bastante una bragueta, ahora mismo llegando a casa después de unos días por Sanse.

En general diría que ha sido una experiencia muy muy interesante y gozable. El primer día, paseando casi sin quererlo por el Museo San Telmo, a punto del cierre y con casi nadie a la vista, me fijo un momento en un señor que se acercaba por el final del pasillo y que acabó resultando ser John Malkovich. Nos pasó a 10 cm, sin nadie más al lado y yo me quedé sin palabras, sin saber bien cómo reaccionar. Mi novia fue más rápida y le preguntó si podíamos hacernos una foto, pero el muy jodido se escabulló rápidamente con un no y una sonrisa.

Pensábamos que la cosa iba así: vas por cualquier sitio y te encuentras al famoso de turno, aunque no hemos tenido a nadie de ese calibre cerca. Sólo pude racanearle un autógrafo a Benicio del Toro a su llegada al hotel y una fotillo hortera. Quería ir a ver a Charlotte Gainsbourg, pero me coincidía con el pase a la princesa Kaguya.

Por lo que respecta a las películas vistas estos días:

La chambre bleue: la primera, en los cines Príncipe. Visualmente tiene momentos muy interesantes, así como su estructura narrativa hermanada con los recuerdos de un hombre confuso, que se sabe arrinconado. De todas formas, creo que a la película le falta algo de alma, a sus personajes algo de carisma...me parecen bastante monigotes y no acabo de lidiar con sus problemas e intrigas. Aún así se deja ver, y su ambiguedad moral y ciertas composiciones de planos son muy disfrutables.

Regreso a Ítaca: La segunda, con Laurent Cantet presentando su película con los actores protagonistas. Iba sin saber nada de ella y lo primero que me sorprendió, evidentemente, fue que el idioma original era el español. Me costó entrar en la película porque escuchar cubano así de primeras como que te exige mucho esfuerzo, amén que la película empieza sin el más mínimo interés. Un film muy convencional, con un desarrollo demasiado teatral y poco cinematográfico para mi gusto que al menos tiene la decencia de ir de menos a más. La idea es buena (situación sociopolítica de dos países tan distintos como España y Cuba, esa fraternidad que surge tras tantos años de amistad, los roces, los recuerdos, el ver cómo ha pasado la vida frente a nosotros), pero no me acaba de convencer el modo en que nos la cuentan. Como curiosidad era un pase de votación del público y todo Dios cuando acabó la peli aplaudía como si no hubiera un mañana, para hacerle la gracia a Cantet y cía. Toda la fila que tenía delante votaba con 9's y 10's una película de lo más mediocre, así que mi 5 fue paja entre tanto empalmado.

Eden: De las que ganan con la memoria y debatiendo sobre ella, sin duda. Me gustó mucho más comentándola en el postvisionado que durante el propio visionado. Su mayor hándicap es que se acaba haciendo larga entre tanta escena de bailoteo discotequero (excesivo a mi parecer) y que si el tema no te viene ni te va puede restarle parte de interés a la película. Por el otro lado tenemos una historia que sigue a un joven con síndrome de Peter Pan, que ve como toda la gente que le rodea o que le ha rodeado alguna vez en la vida madura, y sigue el compás establecido por el paso de los años (tiene hijos, mayores responsabilidades...).
Spoiler
[close]
Interesante y arriesgada propuesta la de Mia.

La princesa Kaguya: Otra de las que votamos como público (un 10 que le casqué ahí, para compensar los 10's estúpidos del otro día). Lo que se esperaba de una película de Takahata basada en una leyenda tradicional japonesa. Una obra muy hermosa, con una animación muy estilizada tirando a primitiva (con muchísimo encanto para servidor), con una composición musical de Joe Hisashi como siempre maravillosa, y con una historia que quitándole cuatro detalles que me sobran un poco (y sospecho que más a nivel personal que objetivo), se mantiene siempre con alto interés y con momentos lúdicos que sinceramente no esperaba. Divertida, hermosa y tierna a la vez.

Magical Girl: Pues básicamente Carlos Vermut sacándosela de nuevo delante de nosotros, sorprendiendo al más pintado y creando niveles altos de contaminación acústica producida por los aplausos del público presente. Una película que empieza casi como una comedia de diálogo muy divertida, que se acaba tornando en un drama para acabar casi en un thriller o en una película de terror. Y como siempre, produciendo preguntas al espectador que sólo tienen respuesta dentro de su propia mente. Una intriga muy bien creada, un humor negro para descojonarse o para llorar y una historia que no decae en ningún momento. Creo que me ha gustado incluso más que Diamond Flash, muy cerca del 8. Es necesario cine español con esta personalidad, filmado de forma inteligente y que le deje un espacio al espectador. Y muy bien a nivel actoral. Aún le acabaré subiendo la nota.

Y ya no escribo más, que estoy para irme a dormir directo. A ver quién gana esta noche. Sólo sé que el docu de Wenders empalmó al público (un 9.03 de media creo...) y se ha llevado el Premio del Público.

Desconectado Monchita

Re:Zinemaldia '62
« Respuesta #77 en: Domingo 28 de Septiembre de 2014, 10:18:04 »
Odié Diamond Flash pero me están dando ganas de ver esta Magical Girl...

Desconectado Dragondave

Re:Zinemaldia '62
« Respuesta #78 en: Domingo 28 de Septiembre de 2014, 10:31:12 »
Grande Notario! Y jodido mamoncete el Malkovich :noo

Me apunto sobre todo Eden y Kaguya, que ya tenía ganas y ahora se afianzan. Con respecto a la de Vermut, en tu opinión, si no nos gustó Diamond Flash, podríamos deleitarnos con Magical girl o sigue su estela?


“Prefiero idealizar la realidad, sino, ¿para qué ir al cine?” - Jacques Demy

Desconectado El Nota

Re:Zinemaldia '62
« Respuesta #79 en: Domingo 28 de Septiembre de 2014, 22:40:05 »
Hombre, Eden puede hacerse pesada. Yo en casa no sé si podría haberla asimilado tan ricamente, y ya digo que me gustó mucho más una hora después del visionado que no durante el mismo. Tampoco había visto nada de Hansen-Love hasta el momento, aunque sospecho que nada tiene que ver con Un amour de jeunesse.

Respecto a tu pregunta, yo creo que SÍ bastante rotundamente. Diamond flash me parece una película mucho más desatada y bizarra, y menos redonda también. Ésta tiene su grado de frikismo, eso es inegable, pero creo que es accesible a un público más amplio que en su ópera prima. Sin miedo chavales :pistola

Desconectado Genjuro

Re:Zinemaldia '62
« Respuesta #80 en: Martes 30 de Septiembre de 2014, 12:21:56 »
Ya de vuelta del Festival, decir que fue un fin de semana fantástico, con muy buen cine y ambientazo festivalero. Repetiré en el futuro.

En el Diario Vasco tenían una votación de las películas de la Sección Oficial:




Y los comentarios de las que yo he visto (La isla mínima la repesqué ayer en las salas gijonesas):


Eden (Mia Hansen-Løve, 2014) - 6,5

Hansen-Løve despacha otra historia de maduración en un amplio espectro temporal, y vuelve a inspirarse en sus allegados, esta vez en su hermano, miembro de un dúo de DJs llamado Cheers. Su fluidez narrativa, su agilidad a la hora de acumular situaciones y tratar los diferentes dramas que se van produciendo, perfilando el lienzo de una vida que discurre sin mucho control en el limbo peterpanesco, lo convierte en una estupenda crónica que late al ritmo del techno garage. Tanto los momentos más íntimos, como aquellos más expansivos, generalmente asociados a escenarios discotequeros, se benefician del saber hacer de su directora. De todas maneras, mi principal problema con la película fue el exceso musical, ya que no soy ningún enamorado del género.


Magical Girl (Carlos Vermut, 2014) - 7,5

Siguiendo las coordenadas de Diamond Flash, Vermut no decepciona en una de las películas españolas más esperadas en tiempos (yo no recuerdo tener tantas ganas de ver un film nacional). A través de un maridaje genérico muy negro y sutilmente postmodernista, Vermut vuelve a incidir en la problemática real de nuestro días, en este caso la crisis. Estilizada, realista sin caer en el naturalismo (es posible conseguir interpretaciones en España que no parezcan sacadas de una teleserie), en el puzzle de Vermut todas las piezas son importantes, todos los planos y todos los diálogos tienen peso y una intención. Ése puede ser el principal problema de la película, el ser una obra acabada, cerrada y calculada, donde hay poco espacio para la libertad. Y sin embargo, la complejidad de las relaciones que teje Vermut, la ausencia de obviedad o de un significado unívoco de lo que vemos, el predominio de las zonas oscuras que gravitan sobre toda la narración -un pasado apenas intuido, un presente ominoso- hacen de su visionado una experiencia apasionante. Con una estructura que tiende a circular, el film nos muestra  a una serie de personajes que sufren dependencia y que abusan de su ascendencia, cada uno de ellos preocupado con sus necesidades pero desconectado de la trascendencia de sus actos. En el contexto de la película, lo entiendo como una puesta en valor de la responsabilidad individual en lo que nos sucede como sociedad.


Winter Sleep (Nuri Bilge Ceylan, 2014) - 7,5

La flamante Palma de Oro de Cannes es una larga pieza de cámara que utiliza el diálogo como arma fundamental. De hecho y para mi sorpresa (esperaba algo bastante más contemplativo en un film tan largo de Ceylan), es una película profusamente dialogada, estructurada a base de largas conversaciones, en las que el orgullo y el rencor van envenenando las relaciones personales de unos personajes que se interconectan a través de relaciones familiares y económicas en las que ocupan diferentes escalas de poder. Todo resulta cristalino, pero al mismo tiempo el proceso es muy sutil y de notable hondura psicológica. Ceylan consigue dotar de ritmo y mantener todo el interés a largo de su metraje, dosificando hábilmente la progresión emocional de sus duelos dialécticos. Además, salpica su relato de bellas imágenes de un imponente paisaje, tan espectacular como agreste, un entorno muy poco cálido para templar relaciones.


Phoenix (Christian Petzold, 2014) - 6,5

El cineasta alemán realiza su particular relectura de Vertigo en la Alemania post-nazi, como estrategia para hablar de la desmemoria del horror, de todos aquellos que han continuado con su vida (o la han reconstruido) como si nada hubiera sucedido. Como es habitual en su cine, su protagonista es una mujer de oscuro y problemático pasado (aunque en este film resulta inevitable una cierta dosis de información) en proceso de búsqueda de sí misma. Petzold parece haber domesticado un tanto su puesta en escena, que ahora luce más convencional. Echo un poco de menos su antiguo grado de austeridad expresiva, aunque también puede ser el efecto de tratarse de un film de época.


Güeros (Alonso Ruizpalacios, 2014) - 6,5

Muy interesante esta ópera prima del mejicano Ruizpalacios, un film de temporalidad concentrada sobre un grupo de jóvenes estudiantes que malviven en DF, y que se van a la búsqueda de un cantante maldito, la herencia mitológica de un padre ausente. Es en el fondo un episodio en el proceso de maduración de estos personajes, asociado al desplazamiento físico y el enfrentamiento con el mito. Bellamente fotografiada en blanco y negro, con una imágenes que transmiten vitalismo y libertad, en ocasiones peca de estridencia, diría que de un intento de llamar la atención, pero finalmente se impone un halo melancólico que emerge apoyado por su excelente banda sonora.


La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014) - 5,5

Sólido thriller que aprovecha con mucha habilidad los espacios físicos por los que se mueve, que nos habla de una España en democracia donde las cosas en el fondo no parecen haber cambiado tanto desde la dictudura. A pesar de sus indudables bondades, también me ha parecido un film bastante mecánico y rutinario. Desde una pareja protagónica de policías de carácter enfrentado y con sus problemas personales (morcillas argumentales en toda regla), hasta una sumisión casi total a la progresión informativa, al paulatino suministro de datos y hechos (con la omnipresencia de su minimalista banda sonora), que dificulta que la película gane personalidad y trascienda a sus coordenadas genéricas.

Desconectado El Nota

Re:Zinemaldia '62
« Respuesta #81 en: Martes 30 de Septiembre de 2014, 13:57:43 »
De la S.O. las que más me dolió no poder ver fueron Phoenix (aunque no parece que te entusiasmara tampoco) y Loreak, que, sorprendentemente (al menos para servidor) se había metido en muchas quinielas. Lástima de los horarios. Por lo demás, creo que coincidimos bastante en las apreciaciones a la de Hansen-Løve y Vermut. Muy buenos análisis de todas las películas, como siempre, Genjuro :nota

Desconectado Genjuro

Re:Zinemaldia '62
« Respuesta #82 en: Martes 30 de Septiembre de 2014, 17:47:43 »
Quizás no me entusiasmó Phoenix, pero sí que me gustó bastante. Lo que pasa es que con Petzold tengo expectativas siempre altas.

A mí me dio pena no ver sobretodo P'tit Quinquin (que gustó mucho a todos aquellos con quienes hablé y que la habían visto), Jauja y La chambre bleue. Lo bueno es que la de Dumont ya anda circulando por ahí porque la pasaron por el canal Arte en Francia (millón y medio de espectadores), pero todavía no tiene subtítulos.